Fotografía: Cortesía

La maestra Silvia Beatriz Springer Franco, recibió un reconocimiento por sus más de 40 años al servicio de la educación como docente de la asignatura de inglés, durante la ceremonia conmemorativa del Día del Maestro, que se realizó en Palacio Nacional junto con maestros de todo el país.

En representación de todos los docentes yucatecos, Springer Franco, recibió su medalla Ignacio Altamirano de manos del presidente Andrés Manuel López Obrador, acompañado por la titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Leticia Ramírez Amaya y el líder del SNTE, Alfonso Cepeda Salas.

La maestra, Silvia Beatriz Springer Franco, prestó sus servicios en la formación de niñas, niños y adolescentes en el idioma inglés, durante 40 años, 3 meses, y 29 días, labor que realizó hasta el momento de su jubilación, teniendo como última sede de trabajo la Escuela Secundaria, “Miguel Barrera Palmero” ubicada en Tizimín, Yucatán.

Incrédula a la noticia de que fue seleccionada para representar a Yucatán, comentó que sentía la responsabilidad de llevar en alto la labor de maestras y maestros yucatecos, dispuestos a trabajar con compromiso y pasión por las comunidades educativas.

“Me siento muy distinguida porque representé a todos mis compañeros de Yucatán, y reconocer que el factor que nos distingue como docentes, es el amor a lo que hacemos, porque lo disfrutamos y se ve reflejado en las enseñanzas a nuestras alumnas y alumnos”, agregó.

De padre norteamericano y madre yucateca, Springer Franco, señaló que desde niña sabía que quería ser maestra de inglés, ya que, al estar familiarizada con el idioma, le era más fácil inculcar sus saberes a amigas y amigos que le pedían ayuda.

De esta forma en 1983, con 22 años de edad, inició su viaje por la docencia en donde ha depositado valiosas enseñanzas a estudiantes de nivel Básico, Superior y Media Superior, adaptando sus clases para optimizar los alcances de los conocimientos en sus alumnas y alumnos.

 “Los maestros de las nuevas generaciones tienen que tener la habilidad para descubrir en niñas, niños y adolescentes sus necesidades emocionales, porque cuando alguien se siente bien y feliz tiene deseos de aprender”, señaló.

Asimismo, agradeció a la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado de Yucatán (Segey), por enaltecer la labor de quienes guían, inspiran y forman agentes que inciden en la sociedad que distingue a yucatecas y yucatecos.

“Nunca hay que ver como una obligación la docencia, la tenemos que hacer con amor, aceptar los retos y estar dispuestos a modificar los estilos de enseñanza para optimizar los saberes que se les inculcan a las y los estudiantes”, enfatizó.

Agencia Quadratín

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *